lunes, 27 de febrero de 2017

Cómoda y espejo

Cómoda y espejo final
Este es uno de los últimos proyectos que he hecho. He reformado una cómoda y un espejo, que estaban bastante destrozados, con pintura de tiza. A continuación podéis ver cómo estaban inicialmente. 





La cómoda la cogimos del piso de los abuelos de mi marido y el espejo lo compramos por 10 euros en un mercadillo de segunda mano. La verdad es que estaba bastante destrozado, en el sentido que tenía muchísimos arañazos pero me encantaron los grabados que tiene en diferentes sitios. 
Lo primero que hice fue arreglar los cajones de la cómoda con clavos, ya que había muchos que con el tiempo se habían caído. También puse un pequeño listón de madera en el cajón de abajo, que se había roto. 

A continuación empecé a pintar la cómoda. Primero pinté toda la estructura de color azul noche. Lo bueno de la pintura de tiza es que realmente no tienes que hacer nada previamente. Limpias la madera y sin lijar ni nada ya puedes empezar a pintar. Además tapa absolutamente todo. La cómoda tenía nuchos pintarrajos de bolígrafo y con una sola pasada ya no se veía nada. 

Después pinté los cajones. Empecé pintando la parte del grabado en rosa palo.



Una vez pintado, empecé a pintar el resto de los cajones en azul. Lo hice muy despacito y con un pincel pequeño, ya que no quería entrar en la parte que ya había pintado de rosa. 



Una vez acabada de pintar, le di una capa de cera especial sin brillo para pintura de tiza. Lo que consigues con la cera es que la pintura se vuelva mucho más resistente y que sea muchísimo más fácil de limpiar después sin peligro de que la pintura se quite. La verdad es que después de tener la cómoda un tiempo y utilizarla cada día, os recomiendo fervientemente poner la cera encima ya que convierte la cómoda en algo súper útil. 

Después empecé con el espejo. Quería que no fuese exactamente igual que la cómoda pero sí que utilizase los mismos colores así que utilicé la técnica de decapado. Primero pinté todo de color azul. Una vez pintado en algunas zonas puse cera para que se quedase en azul y di una capa de color rosa que decapé con ayuda de un papel de lija del 0.



La verdad, cuando acabé de pintarlo en rosa no me acababa de convencer para nada..... Tras el decapado pensé que simplemente parecía mal pintado. Para asegurarme lo puse encima de la cómoda para ver el efecto en conjunto. 



No me gustó el efecto general la verdad... Por eso decidí darle una última capa de color azul y decapar de nuevo. Así sí que me gustó y es el resultado final que podéis ver en la primera foto. También le di el toque final con cera. Espero que os guste mucho la remodelación. Yo estoy súper orgullosa del resultado ^_^ 

Estoy súper activa así que ya os iré contando mis nuevos proyectos. ¡¡¡¡¡Saludos a todos!!!!! Y no os olvidéis de comentar si os gustan los resultados ;) 

1 comentario: